lunes, 29 de junio de 2009

Luto cultural por el cierre del Ateneo de Caracas


El pasado 07 de mayo de 2009 El presidente de la República, Hugo Chávez, dijo que a partir de hoy el edificio del Ateneo de Caracas "va a ser del pueblo" y ratificó que el inmueble servirá de sede principal para la Universidad Nacional Experimental de las Artes.

Manifestó que "se acabó la concesión que los gobiernos burgueses les dieron. El Ateneo se lo entregaron a la burguesía. Ahora el Ateneo va a ser del pueblo y allí va a funcionar la sede central de la Universidad de las Artes", comodato de uso que le fue entregado a la Fundación Ateneo hace más de 20 años.

El de ayer no fue un Día Nacional del Teatro como otros: el Ateneo de Caracas, uno de los centros culturales más importantes del país cerraba el telón por última vez, ofreciendo su última función "Cuando quiero llorar no lloro"; al menos en la sede de Los Caobos, de la que fue desalojada por el Estado venezolano.

Una despedida innolvidable tras las palabras de el actor Gustavo Rodríguez señaló: "Los teatreros nos sentimos consternados, dolidos, molestos, porque se cierra un espacio cultural. El arrebato inmerecido, vulgar, grosero, es un atentado contra el artículo 93 de la Constitución Nacional: 'La creación cultural es libre'. El Ateneo de Caracas ha sido desde 1931 un punto de convergencia, morada protectora, espacio de libertad, creación, innovación, y resulta que ahora es acosado permanentemente por factores de poder, hasta llegar a la mayor de las arbitrariedades”.

En memoria del Ateneo, Sonia Gónzalez "Ateneo, casa del arte, abasto del alma, pozo de intercambios para la fe, plaza para la celebración de algo nuevo que ofrecer -un libro, una obra, un cuadro, un concierto, una película, un performance. Quedaremos peregrinos sin tu espacio. Tu espacio es insustituible. Para eso queda la memoria como torpe comodín, pequeño ladrillo capaz de organizar de algún modo las ausencias"