viernes, 17 de abril de 2009

Contaminación del Río Guaire ¿Cuántos años pasaran sin tomarse acciones?

En el país algunos ríos, como: Manzanares, Guarapiche y Neverí; el Tuy, el Guaire, el Güey, el San Pedro, el Cabriales, Turbio; y el río Táchira, Chaman y otros en el occidente del país, son muestras patente de la constante degradación que vienen acusando los cursos naturales del agua, de los cuales depende el bienestar y el progreso nacional.

Para García Jonnathan (2005);

Es evidente que el problema de la contaminación hídrica en Venezuela requiere urgentes medidas preventivas y correctivas para su control, ahora y en el futuro inmediato, las cuales se deben instrumentar a la mayor brevedad. (p.22).

En otras palabras el tratamiento de la contaminación del agua es primordial para una mejor calidad de vida por lo que se debe fomentar tanto la concientización en la población de Caracas así como el rescate y tratamiento de estas aguas fluviales.

Es decir, que la equivocada utilización de este valioso líquido y su cauce, bien sea por trabajo humano a través de construcciones que van en deterioro del mismo o por la naturaleza en sus cambiantes ciclos a través de los años, trae como consecuencia la contaminación del agua.

Hace muchos años el Río Guaire fue una de las razones que motivó y favoreció el asentamiento de la población caraqueña, la cual se encontraba en condiciones óptimas de sanidad y se consideraba un atractivo turístico para los visitantes de la capital, provista de una afortunada flora y fauna.

Sin embargo, el disfrute de las bondades hídricas fue disminuyendo con los años debido a la ausencia de políticas preventivas; a medida que crecía la población y se vertían más y más aguas servidas en su cauce, debido a esto disminuía la afluencia de sus visitantes. Hoy, muchos ciudadanos temen el poder de su río natal por el peligro de desbordamiento cuando llueve.

Medidas que deben adoptar los órganos competentes ante la Contaminación:

Se encuentra enmarcada en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, Capítulo IX de los Derechos ciudadano se compromete a seguir el lineamiento establecido por el Estado, ya que la constancia de esta protección, beneficiara tanto al medio ambiente como a las próximas generaciones.

La Ley de Aguas, en Gaceta Oficial número 38.595, de fecha 2 de enero de 2007, en sus artículos 13 y 14, indican que Los generadores de efluentes líquidos deben adoptar las medidas necesarias para minimizar la cantidad y mejorar la calidad de sus descargas, de conformidad con las disposiciones establecidas de esta Ley y demás normativas que la desarrolle.

En el último artículo mencionado advierte que la prevención y control de los posibles efectos negativos de las aguas sobre la población y sus bienes se efectuará a través de:
1. Los planes de gestión integral de las aguas, así como en los planes de ordenación del territorio y de ordenación urbanística, insertándose los elementos y análisis involucrados en la gestión integral de riesgos, como proceso social e institucional de carácter permanente, concebidos de manera consciente, concertados y planificados para reducir los riesgos socio naturales y cronológicos en la sociedad.
2. La construcción, operación y mantenimiento de las obras e instalaciones necesarias.
En líneas generales muestran las obligaciones de los generadores de efluentes y las medidas para prevención y control del agua y su uso. Así mismo, debes tomar conciencia de que de cada uno nosotros depende también que el Guaire mejore sus condiciones de sanidad.