lunes, 8 de marzo de 2010

Fenómeno de la Calima

La bruma es un fenómeno meteorológico consistente en la suspensión de partículas muy pequeñas de suelo. La calima también es un fenómeno de suspensión de polvo en la atmósfera, y se diferencia de la bruma porque la calima da una visibilidad superior a 2 km.

La capa blanquecina que permanece sobre la ciudad de Caracas desde la segunda quincena de febrero, se debe a la alta incidencia de incendios forestales, lo que incrementa las concentraciones de partículas suspendidas en el aire.

Esto en combinación con condiciones meteorológicas específicas de la temporada seca, que originan un fenómeno meteorológico conocido como Calima.

El diagnostico lo realizó el Ministerio del Ambiente, a través de la Dirección General de Calidad Ambiental y del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh), ante la nubosidad observada en la ciudad de Caracas durante los últimos días.

Según registros del Inameh, estas condiciones favorecen el incremento de la concentración de partículas producidas por los incendios forestales en la capa baja de la atmósfera, lo que afecta la visibilidad y la calidad del aire de las ciudades y podría estar asociado al aumento de la temperatura dentro de la burbuja urbana.